20 de septiembre de 2006

las falladas











buenos aires, colectivo 108,
comiezo a leer a romina en el libro de mori.
me acuerdo la noche que hablamos de los tipos,
ale manejaba, romina preguntaba,
yo, como siempre, hablaba.
mis historias , mi historia, mis certezas,
mis dudas.
leí su impecable duda.
me gustó. que bien resuelta su duda.
la pensé en francia. la compadecí. la envidié.
busqué a xenia,
comencé a encontrarme, a reírme, a identificarme.
joder! el final. ya me leí el final, pensé.
bueno, y? qué?
el final, es el principio,
todas somos una y una somos todas.
como las mosqueteras.
puaj, que mal suena.
cerré el libro. miré hacia afuera.
devoto. la estación y la vía.
miré las casas. preciosas.
cuánta guita, pensé.
miré para adentro del bondi.
muchos hombres mirando el futuro
de alcohol y frío,
tevé y tinelli,
mate y a dormir,
mañana a laburar.
mucha mina,
pies hinchados,
ropa heredada,
de las casas que limpiaron,
miré sus ojos,
vi la
vuelta al tren,
vuelta a la villa,
vuelta a empezar.
siete pibes, mil golpes,
los ojos mirando las casas
de allá afuera,
devoto.
adentro,
un viaje de pie,
una frenada ,
agarrarse al palo
de "fierro",
conseguir un asiento,
y un mañana igual al de hoy.

¿todas somos una?
¿una somos todas?

en este texto hablo de mori,
la ponsowy, que además de ser escritora,
amiga, mi poeta preferida y mi
autoproclamada
madrina de blog y
literatura,
tiene un blog que está muy bueno
una goma de borrar
de ale, mi hermana escritora,
y su amiga romina ,
también escritora que vive en francia
pero que siempre viene,
de xenia, que también tiene un blog ,
como xenia norton ,
que me gusta mucho:
existir apenas levemente,
hablo de todas ellas porque el libro
de las fotos,
no somos perfectas
de editorial del nuevo extremo,
me lo regaló mori en nuestro encuentro,
y volviendo para casa en un largo trayecto de colectivo
108, que va de punta a punta de la city de buenos aires,
empecé a leerlo, y claro, uno siempre busca a quienes
conoce:
romina doval, y su impecable duda en
todo lo que se intenta conservar, tarde o temprano, se adultera,
a inés garland, me encanta cuando pregunta:
qué tiene ella que no tenga yo,
te contesto desde aquí, inesita...la cabeza vacía muchacha,
ella tiene la cabeza vacía de cuestionamientos
como los que a nosotras nos matan,
y xenia, o beatriz vignoli, que en cuaren(s)tones
desde su primera letra hasta
ese final punzante e insidioso, me hizo reír, ¿dije reír?
llorar, con sus definiciones de señora! y su relato de cómo
atraía policías...
qué bueno!
pues nada, hombres, mujeres, niños, niñas, a leer
el mosaico de imperfectas porque al fin y al cabo nadie sabe
qué es una mujer, por lo menos una que no esté fallada.


3 comentarios:

Patricia dijo...

Muy bueno, Diana, pero no te olvides que es la gente la que está fallada, no solamente las mujeres. Y después de todo, se hace lo que se puede. Gracias por tu comentario y buenos deseos!

danixa dijo...

sí, fallada y a mucha honra!!! no quiero ser perfecta ni aunque me paguen...

Mori dijo...

Gracias, Diana!