11 de febrero de 2007

laberintos



1997. Hice la serie de Laberintos y Labrys.

Fue poco después de mi primera separación. Balta tenía un añito apenas y dos meses.
No sé por qué viene a mí un instante, el sol entrando por el portón del antiguo garage de Mar del Plata, los cúmulos de mosquitas al trasluz entre el verde, el silencio de la siesta marplatense y yo pintando, haciendo estos gestos.
Tinta china, acuarela y acrílico.
Los papeles me los había regalado Riggio, el primer fotógrafo periodista y pintor de la ciudad, eran de un color medio amarillento por el tiempo, pero eran buenos, de los que a mí me gustaban para clavarle la pluma y sentir el chirrido ese, tan placentero, negro sobre blanco.
Ahora , están en manos de Antón Piñel, creo, por lo menos dos o tres, o cuatro o seis.

Si pienso en una música, viene a mi mente: los caminos de la vida, no son lo que yo creía, no son lo que yo esperaba, no son los que imaginaba... de Vicentico.

Ese enero, le escribía a Baltasar en su diario:

15 de enero de 1997:
El reloj marca las cinco y media de la tarde.

Vos y yo solos en esta casa por primera vez.
Atrás de tus ojos cerrados en la siesta tardía,
hay una puerta, al fondo se ve un cuadro: Heute, dice.
Significa Hoy ,en alemán. Fue el primer cuadro que le regalé a
tu papá. Fue testigo de una noche triste en la casa de Corrientes.
Hoy, él se lo olvidó, o lo dejó, no lo sé.
Él nos dejo el hoy.
Detrás de nuestras cabezas transpiradas hay otro cuadro,
Warum Wir, porqué nosotros? dice,
y no lo sé, hace años empezó esta historia,
muchas veces estuvo por quebrarse,
pero nada más se doblaba, como los juncos,
hoy se rompió,
entre mis pocas lágrimas y tu torpeza.
No sé cuándo lo volveremos a ver.
Él no quiso marcar tarjeta.
Nos dejó muchoas cosas,
se llevó algunas cajas nada más.
Dejó todo sucio, pero ordenado.
Se llevó la varita de mago y sus inmensos
ojazos verdes que a veces se vuelven colorados.
Se fue y yo lloro, vos dormís,
y hay sol.

Veinticinco grados y la vida continúa
para que seamos felices, un día o todos de
esta corta vida.

18 comentarios:

d-cima dijo...

Esta imagen, es una manera de "SHODO", brioso y colorido...

Que palabras estarán allí plasmadas?
Quizás algo de lo que escribirías en aquel diario, íntimo y humano...

Amiga hoy es domingo...

mientras,madura el etiquetamiento

danixa dijo...

qué bueno que madure esa etiqueta, será como el buen vino, los hijos, las azucenas ?
un beso y explicame que es Shodo, me gusta ya la palabra!

valdi dijo...

El mago Piticó con su varita mágica. Sacó de su sombrero una paloma blanca.La paloma voló, y voló, y el mago solito se quedó.
Piticó, Piticó, la magia comenzó,
La magia comenzó.
El sol no inventa la suciedad.
El sol solo la deja ver.
Ese sol hace el buen vino, no su etiqueta.
Maravillosos labrys.

valdi dijo...

El mago Piticó con su varita mágica. Sacó de su sombrero una paloma blanca.La paloma voló, y voló, y el mago solito se quedó.
Piticó, Piticó, la magia comenzó,
La magia comenzó.
El sol no inventa la suciedad.
El sol solo la deja ver.
Ese sol hace el buen vino, no su etiqueta.
Maravillosos labrys.

El Fuego Camina Conmigo dijo...

Sobrevivimos a cosas así para que otros gocen de vistas como esta.

d-cima dijo...

AH!
lindo pasear por este blog...

el "SHODO" es el arte de la caligrafía japonesa, esa que se hace con tintas sobre papel de arroz, de caracteres ideográficos... todo un arte ( si vas a la wikipedia te explican mejor)y esa imagen me pareció eso... escritos dibujados...

bueno lo del sol el vino y la etiqueta de Valdi (el hombre sabe..)

danixa dijo...

uh, que bueno d-cima, no sabía que se llamaba Shodo, pero sí, es como eso, escribir en el aire varias veces y de pronto el papel cruje, ahí está el trazo...
el color viene después, diciendo lo que no dijo la tinta.
Qué bueno que mencionás la wikipedia, porque estuve tentada a ir para entender tu comentario, pero decidí esperar, como los japoneses, o como tu etiqueta...
valdi sabe, si, claro que sí...

grazie valdipiticó.

gracias fuego, ya voy a visitarte...

un saludo

javoc dijo...

Me rompen la cabeza tus posteos entre arte y vida de estas dos personitas. hay algo que sigue impulsando todo para que siga adelante. y eso es admirable, creo que lo mejor que nos dieron cuando nos crearon es eso, la capacidad de seguir. de mover la tierra, las manos. ciao!.

aitana dijo...

hola Danixa... gracias por tus comentarios... llegué a tu página a través de la de alguna de ilustración, ahora no me acuerdo cuál... y a través de la tuya a la de tu hijo, que me encantó... sobretodo sus hipótesis, aunque todo en general... es maravilloso esto de los blogs, vas encontrando cosas que ni te imaginabas...

Mauricio dijo...

Hermoso como siempre.

Vicentico...lo escucho siempre.

manuel_h dijo...

precioso el poema que le escribiste a Balta!!

besos

danixa dijo...

hola Javoc,
gracias por lo que decís, es muy cierto, en el primer blog que abrí, el hammam de ulises, tenía escrita una frase que me gustó mucho siempre, pertenecía a los indios navajos y tenía que ver con su danza de la lluvia,
MIENTRAS CAMINO, MIENTRAS CAMINO, EL UNIVERSO MARCHA CONMIGO...
Es eso.Un beso.

Hola Aitana, yo llegué a tu blog a través del comentario tuyo en el de mi hijo, y me pareció buenísimo, no debo olvidarme de recomendarlo...un beso.

Gracias Mauri!!! qué suerte que lo conocés el tema de Vicentico, es genial no?
Antes yo sabía como subir canciones al blog, ahora ya me olvidé...una pena.
Um beijo.

Manuel, que bueno que te haya gustado "el poema", en realidad es parte del diario de vida que le escribo a mi hijo desde que nació,
no son poemas ni mucho menos, son anécdotas para que se las muestre a su psicólogo cuando esté en problemas y me pueda echar toda la culpa (o no) a mí!!! jaja!
beso y ojo en estos tres días de nieve que te quedan!

javoc dijo...

danixa, vi la imagen en el blog de D-cima y si se parece bastante. Hay algo d emi admiración hacia esta gente, los maestros. Tengo un par en la vida de los que aprendí mucho.

danixa dijo...

sí, son geniales, son la vida misma...

Patricia dijo...

Qué triste, Danixa, sobre todo para Balta, aunque no debe haber sido fácil tampoco para vos. Gracias por dejarnos compartir esos recuerdos, es bueno comprobar que la vida llega a aliviar, con el tiempo, las heridas que nos hace. Abrazos a los dos!

danixa dijo...

sí fue triste, pero zafé haciendo la serie de laberintos y labrys, los laberintos te llevan al centro, porlo menos los de tres, siete u once senderos, y de ahí salís recorriendo el mismo camini pero al revés, y los labrys son las hachas que usaban las amazonas, con una cabeza cortaban lo bueno, con la otra ,lo malo.

La vida, los ciclos, así pintando pude ver el sol y disfrutar de los rizos rubios de balta transpirados por los 25 grados.

un beso

Leicia (alter ego) dijo...

Ay!, creo que hoy entiendo porqué no leo más de lo que leo (y es que leo muy poco).
Hoy yo tengo un Ay adentro, y luego de leerte tengo dos, o medio, no estoy muy segura.

Ayer le dije a alguien, con rabia, que el sueño y el hambre no se pueden guardar para mañana.
¿Será que el amor sí?

danixa dijo...

si lo supiera mi linda leicia...hoy sería otro el cantar...