22 de marzo de 2007

Día Mundial del Agua


Estaba en Madrid, cuando vi en el piso del francés con el acento más argentino que conocí hasta hoy (decía boludó), la primera pegatina, el primer autoadhesivo cerca del grifo que decía CUIDEMOS EL AGUA. Me pareció que ya era hora que el gobierno de Aznar, en ese entonces, se preocupe por el agua y no por mandar tropas a Irak. Frente a África, donde yo vivía, esa calcomanía ni aparecía en el periódico todavía.

En un par de años, la sequía española, hacía entrar en razones hasta al más "pijo" como se dice allá, aludiendo al más snob, concheto, nuevo rico, o por qué no, rico en serio!

Había que dejar de regar jardines para que otros españoles pudiesen beber. Ahorrar agua no era ya una cuestión de "ser amarrete". Era cuestión de vida.

Corrió mucha ¡ops! iba a decir corrió mucha agua bajo el puente...pero no...pasó mucho tiempo desde entonces y ya casi todo el mundo sabe que bañarse en bañera es un lujo para cuando estamos enfermos, lavarse los dientes y no cerrar el grifo es como andar con una metralleta matando niños en Etiopía, o sea, sabemos perfectamente lo que debemos hacer. Que no querramos es otra cosa.

Pero hoy, en el día mundial del agua, me llegó un artículo, que quiero compartir con ustedes.Porque toca un tema que tiene sus ribetes desconocidos, quizá. Habla sobre la moda de tomar agua, pero no del grifo,de la canilla, sino en botellita de plástico...aún cuando es más saludable el agua portable. Por favor, no se lo pierdan. Pinchen aquí.

A vuestra salud!

El artículo es de www.agua-dulce.org y el dibujo es de Baltasar, cuando tendría 7 años, y veía por TV las imágenes de la guerra de Irak. Claro , todavía no sabía bien cómo se escribían los nombres de los presidentes ni el del petróleo que el España le dicen Fuel...

11 comentarios:

Patricia dijo...

En Inglaterra, donde llovía sin parar y siempre estaba nublado, donde no hacía falta regar nunca y los parques y jardines estaban siempre verdes, y donde en invierno helaba y nevaba, ya hace años que hay sequía (se considera sequía que el nivel del agua en los depósitos y aquiferios naturales está bajísimo y que llueve mucho menos que antes. En el verano se prohibe usar la manguera para regar o lavar el auto y todo el mundo (o casi) tiene dos o tres tanques para acumular agua de lluvia. Las plantas que crecen ahora y se pueden dejar afuera todo el año se están pareciendo cada vez más a las que crecen en Buenos Aires, el agua se nos está acabando ahora, ni pensar en cuando se hayan derretido del todo los glaciares y los hielos polares. Los yanquis y los europeos ya le echaron el ojo a la Patagonia desde hace bastante!

Patricia dijo...

P.D. Agarrate Catalina, que vamos a galopar!

d-cima dijo...

....la lucha por el agua me parece que es la gran lucha contra la idiotez (humana si, que otra especie es idiota?)

chau
muy buen artìculo!

el-ed dijo...

balta, sos lo más!

ed dijo...

(cuidemos el agua ... y la patagonia!)

manuel_h dijo...

interesante y revelador ese artículo. Gracias.

besos

ÓL dijo...

No olvidemos que un monopolio español prohibió en Bolivia que se reuniera agua de lluvia para consumo humano.
Y no importa que tu pequeño no sepa escribir sus nombres, lo primordial es que sepa quienes son.

Mauricio dijo...

Patagonia, Amazônia, Rio de la Plata.....


Balta, genial tu trabajo :o) (vício de lenguaje, queria decir tu dibujo!!)

VIA LACTEA dijo...

EN ESTA PARTE DEL MUNDO,QUE SE ESTA TROPICALIZANDO, NO NOS CONVIENE JUNTAR AGUA DE LLUVIA POR EL RECIEN LLEGADO AL CLUB DE LAS PLAGAS URBANAS: EL DENGUE.................EN FIN....

Patricia dijo...

Ah! Esa es una nueva! Viene linda la cosa, eh?

danixa dijo...

Pues sí, viene linda la cosa.

Hay que comenzar a verla desde muchas disciplinas, ya que tiene muchas aristas.

Los jardines que se hacen "contra-natura" o sea en contra de lo que crece en esa parte del mundo dónde hay un jardín, un parque o lo que sea, consumen mucha agua para poder subsistir, pero los humanos queremos ver esa plantita que tiene tal en otro hemisferio,no?

Me acuerdo que el colmo en este sentido fue en tierra volcánica, como es la tierra de Lanzarote: querer ponerle pasto a toda costa!!! Cuando la lluvia es un lujo!A la mañana ,cuando iba al trabajo,veía los enormes esfuerzos de la señora alcaldesa a trave´s de sus jardineros regando la roca seca: quiero pasto,quiero pasto! gritaba la Reina, y bien verde!!!.
Con las lluvias, (cuando yo llegué a la isla eran tres días al año) cuando me fui, cuatro años después , el clima había cambiado, quizá llovía quince días al año, entonces toda la isla se ponía verdecita ,violeta y amarilla.

Patético lo de la Reina alcaldesa, sobretodo pensando que quería pasto porque en las reuniones con los vecinos más importantes y acaudalados de la zona, (extranjeros pero no marroquíes ni subsaharianos, no! alemanes de doble residencia e ingleses idem) le pedían un poco de pasto para recordar su lugar, su tierra!!!
Quiero pasto, pero que no llueva!
le pedían...Ja,ja!
en fin,
gracias a Patricia, D-cima, El-ed,Manuel h, Óscarl ,Mauricio y Vía láctea por sus comentarios,
y por comenzar a pensar en la futura guerra mundial,que ya no será por petróleo o por dinero, como decía Balta, sino por el agua!