19 de mayo de 2007

Derechos violados

Hoy recibí un mail de Lumi, contándome ésto:

Unos 400 niños y adolescentes y un centenar de educadores y dirigentes sociales partieron el 7 de Mayo desde Puerto Iguazú hacia Buenos Aires para denunciar el hambre infantil.
Los chicos, que recorrieron cinco provincias -Misiones, Chaco, Formosa, Santa Fe y Buenos Aires- bajo la consigna “El hambre es un crimen, Ni un pibe menos”, arribaron esta tarde a Plaza de Mayo, donde concluyó su recorrido de más de 4500 kilómetros.

Recordé entonces las palabras de Jean Ziegler en la película Amaranta, camino al andar, de la iraní Shole Hejazi. Jean Ziegler es el relator especial de la ONU para el derecho a la alimentación.
Es Escritor y Autor de Los Nuevos Amos del Mundo. (Suiza). En la película de Shole, una maravilla a la cual ya me referí en otras entradas de este blog, Ziegeler decía :

       

“Y todo esto en un planeta que rebosa riqueza. Incluso el informe anual de la FAO reconoce que la agricultura mundial, a su ritmo actual de producción, puede alimentar sin problemas a 12.000 millones de personas. No somos más que 6,200 millones de personas en el planeta y una quinta parte está siendo destruida por esa masacre cotidiana, silenciosa, de gélida situación normalidad que es el hambre. Dicho de otra manera, por cada niño que muere de hambre hay un asesino. No existe la fatalidad ni la necesidad.”

No tengo más que decir, sólo recordar el cóctel del último congreso al que asistí, o escuchar a los poderosos ídolos de nuestra televisión haciéndose los pueblerinos contando cómo chupan "el caracú".
No sabía que se le decía caracú al dinero ganado a costa del pueblo.


2 comentarios:

Vul Morcilla dijo...

En este mundo hay tanto desperdiciado... tanto poder mal distribuído... hay que poner las cosas en su lugar y seguir luchando!

Suyo,
Vul

danixa dijo...

si vul,tanta riqueza mal distribuida, y tanto poder desperdiciado también!

un beso