13 de junio de 2007

Los niños que trabajan






En mi vida he esperado muchas cosas, pero si me preguntas, lo más duro es esperar a que un país sea libre.
Mehdi Zana.


Ayer se conmemoró el Día mundial en contra del Trabajo Infantil.
Y recordé la tremenda película La espalda del Mundo con sus tres historias.

La primera cuenta la rutina de Guinder Rodriguez, un niño peruano picapedrero,
que soñaba con ser contador o contable.
Ahora, y gracias a la película (ver más pinchando en el enlace) su padre ha creado una biblioteca popular, que lleva el nombre de Thomas Miller, el tercer protagonista de la película . Un hombre filmado en el corredor de la muerte, en EEUU. Condenado a la silla eléctrica . Ahora ya estará en el cielo, como él mismo decía, esté donde esté. Fue ejecutado en noviembre del 2000.
Y me acordé también de la mujer Kurda :Leyla Zana que estaba embarazada de su segundo hijo cuando encarcelaron a su marido Mehdi. Aprendió a hablar turco para poder visitarle en la cárcel. Luego empezó a estudiar y llegó a ser la primera mujer kurda elegida diputada por Diyarbarkir.

Los tres protagonistas de la película, hablan de libertad.
De la palabra en libertad, la vida en libertad, de los pueblos libres.

Javier Corcuera, su director dice: esta es una historia sobre la vida en la espalda del mundo, donde habitan los otros, los que no tienen derechos, los que no tienen nada. Queríamos hacer una película sobre ellos, con ellos. Empezamos trabajando con las herramientas de la ficción y luego los personajes nos guiaron por el otro lado, donde la realidad impuso sus leyes, sus momentos. Conocimos sus historias y nos mostraron que la espalda del mundo tiene rostro, muchos rostros silenciosos, pero también otros que acusan y se defienden, desde el otro lado, en cualquier lugar.


Y justo ayer, como esas trenzas raras que anuda el destino, me llegó por correo, desde Bahía Blanca , el libro Berreta, de Marcelo Díaz...un libro que estuve buscando por años, desde que Mirta Colángelo, hace unos diez , me leyó su poesía.
Mirta, que conoce de niños trabajadores,sin libertad, porque luchó con ellos por el
Patronato de Bahía Blanca, y fundó con ellos la fábrica de libros (yo digo de sueños) Benteveo, me mandó para el cumple ese librito de Editorial Tierra Firme, tan buscado.
Por eso, en homenaje a los niños que trabajan en el mundo, los que sueñan y quieren vivir un mejor destino, los que pintan los pájaros, los que ahora soportan estar lejos de esa fábrica, los que consiguieron la libertad gracias al cine, los que están el en cielo esté donde esté, porque el infierno ya lo han vivido en la tierra, y por las mujeres y hombres que luchan cotidianamente , calladamente, por esa libertad de la palabra, de los pueblos, de la vida, va la poesía que hace diez años me conmovió y van algunos de los dibujos de los chicos de Mirta Collángelo, libros que ilustran las tres únicas ediciones de esa fábrica, antes de disolverse ,por causa de gente que sabe muy poco de libertades, y menos de libertades ajenas.

Para vos Mirta, con mis muchas gracias por existir , dándole el pecho al mundo.

Las Ruinas de Disneylandia

El Tato afanaba fasos
en el kiosko de la esquina,
meaba desde el techo a la vereda
y un día se hizo cura.

El Chile se afanó un Mercedes
para ganarse una minita;
fue a parar a Batán
y en un tumulto turbio
lo limpiaron.

Miguel está pelado, pero es buen tipo.

Norma, Laura y Marcela
son maestras, y todas
tienen más de un hijo.

El Cabezón, embarazó a la novia y se cagó la vida.
El Topo se volvió abogado y si te ve, no te saluda.

Yo un día regalé
todos mis cassettes de Kiss
y ahora los extraño.

El conejo era Campera Negra.
La vieja le gritaba todo elsanto día:
-Vas a terminar mal- le gritaba.
-Me la veo venir- le gritaba.
Se casó con una gorda
que lo hizo evangelista.

El Panza vende merca de cuarta y levanta quiniela.
Ya tuvo una entrada en Villa Floresta.
La mujer le mete los cuernos.

Ricardito es Teniente de Navío y sueña
con un País defifnitivamente en Orden
y con rapar a todos esos
negros
vagos
de mierda.

Claudia se fue a Chile.

Silvana se fue a Santiago del Estero.

El hermano del Mono
se pegó un tiro en la cocina.
Siempre jugaba al fútbol con nosotros;
era más chico,
pero no se notaba.

Vos un día cruzaste la mano
de izquierda a derecha
en el agua de la sierra.
Escribiste una cosa que no sé.

Yo en la misma que supiste:
un tipo cuidadoso
de no joder
el sueño de nadie.
Wan Yan kein caminando
sobre papel de arroz.

Marcelo Díaz.
En Berreta.

Sigamos caminando como Kung Fú, sin joder el sueño de nadie.







9 comentarios:

rocio dijo...

los dibujos? tus alumnos? preciosos...la poesia me encanto, muy triste, me puso muy triste no se por que me dieron ganas de llorar, sera porque estoy sensible o es el cielo que me pone asi. te extraño diana.

mr.ed dijo...

fabulosos! el cocodrilo durmiendo en ese hueco y la mano amarilla que acaricia? la cabeza, son lo más!!
que laburen los niños: que no paren de dibujar y crear!

Mati dijo...

Hola Diana, ya arreglé los links ;).
No estuve el otro dia, me quedé sin conexión acá en casa. Una bronca total. Alberto me dijo que me iba a pasar el power point después.
Gracias por pasar por el blog ;), saludos por allá!

danixa dijo...

Rocío, yo lloré también con esa poesía, me caían las lágrimas mientras Mirta la leía, y no podía contenerme...yo creo que no es el cielo, es la magia de Marcelo Díaz, y ese Berreta tan maravilloso.

Los Dibujos son de los pibes del patronato de la Infancia de Bahía Blanca, son los alumnos de Mirta, pibes que ahora quedaron sin lugar, una historia muy pero muy triste, que ya la conté aquí, pero que pueden leer en el link que le hice a Mirta Colangello,en su blog, el procedimiento de la Infancia...

Mr Ed, viste lo que es ese cocodrilo? y esa mano gigante, y la cara de susto! genial...

Mati, qué pena ! estuvo piola lo de Pablo desde Irlanda...muy lindo, el tipo sabe mucho, ya está creo en el blog subido el power point, un beso
amti!

d-cima dijo...

si los dioses me hubieran dado la gracia o don de la palabra, de la escritura, hubiese querido que sea para poder hacerlo como Marcelo Diaz....

en cada dibujo de un chico veo un hijo propio...y eso me aproxima de otro modo a su vida...

tus publicaciones cada vez más lindas, más humanas che.

Un beso
Chau

l u m i dijo...

Una muy ¿bonita? poesía...Sabe llegar...Puede tocar la fibra sensible con esmero y entusiasmo.
Hola Diana...Cuánto tiempo sin escribirte...En realidad, mucho tiempo sin conexión al mundo internetiano...
Te mando besos para vos, y pa'l Melchor (?).
Au revoir.

danixa dijo...

d-cima, eso pensé yo el día que leí Berreta!

Hola Lu! cómo va???

aitana dijo...

el hueco del cocodrilo con esas flores que crecen como hacia adentro de la tierra... increíbles... y el poema conmovedor hasta las lágrimas... como kung fu, sí... así...

danixa dijo...

Aitaneta, qué lindo leerte! sí conmovedor...realmente...
todo, el amor de Mirta por esos chicos, las pinturas de ellos, la Fábrica de Libros, una utopía maravillosa en la que se empeñó Mirta y la siguieron unos cuantos artistas, en fin...
gracias por escribirme,
un beso enorme