25 de julio de 2007

Mañana fuera del tiempo


Baltasar hizo ayer un cucurucho de papel rojo.
Lo colgó del ciruelo con una lana gruesa,
color turquesa.
Metió dentro las miguitas que yo había echado al jardín.
Las de mis pájaros.
Fuera del alcance de los gatos. Eso es.
Fuera, sobretodo, del gato del fondo. Tan violento y feo,
como su dueño. El comepájaros.

Hoy al despertar, el cucurucho seguía lleno.
Balta dormía,
y yo,
desparramé nuevamente las miguitas
haciéndole más fácil a los pájaros su desayuno.

Más de diez ahora vinieron a comer.
El gato acecha.
Defiendo a los pájaros de su ataque.

Hoy es el Día fuera del tiempo.
Para los mayas,
me dijo Laura,
pero Richard llega esta noche.
No podremos festejar juntos.
¿Estarán en la ruta mi Paco con su papá?
Es temprano y todo está muy quieto.

Hoy a las 23 llega el vuelo de Madrid.
Hoy al mediodía llega mi sobrino.

Hoy, se acaba el primer taller de Biografía en casa:
Maga, Engracia y Cielo continuarán sus vidas,
un poco más escritas,
menos indefensas.
Me han bautizado Duende.
Yo dije que no era la primera vez
que me llaman con ese nombre.
Como en un bosque,
alimento a mis pájaros
por las mañanas y los protejo del
gato del fondo
que viene a comérselos, o,
cuando se vuelan,
se come las migas que
dejan ellos.

El día fuera del tiempo
comienza con los pájaros compartiendo
mi desayuno.
La luz cada vez más precisa.
Los ruidos más continuos
y el cucurucho de papel rojo,
vacío,
se agita al viento helado y da vueltas
como un trompo
frente a las ramas frágiles y retorcidas del ciruelo.
El verde se ilumina y
pienso:
¿Para qué defiendo a esos pájaros
del gato asesino,
si uno quizá en su vuelo,
mañana,
se estrelle contra un vidrio?

2 comentarios:

l u m i dijo...

"Hoy a las 23 llega el vuelo de Madrid.
Hoy al mediodía llega mi sobrino."


¿Tiene esto algo que ver con el muchacho veinteañero rubión que se la pasa viajando por Europa?
Él no nos avisa cuándo llega...

Besos, Danixa.

danixa dijo...

No, no para nada,el rubíón por lo que sé está en Praga de paseo con su novia y my brother, y el que llegó es el Paco!
jaja, tengo tantos sobrinos que no los puedo conta-ar!!!!