16 de octubre de 2007

Mejor dejarla

Más vale tenerla de amiga, a la muerte digo,
más vale dejarla hacer,
no molestarla.
Un pesado fardo el que lleva : cuidar del tiempo.
La exactitud con que nos pasa a buscar.
Creo que es el trabajo de mayor constancia.
Todos pasamos por su despacho, si es que lo tiene.
Todos alguna vez somos nombrados, si su voz nombra.
Todos barajamos cartas,
y alguna vez perdemos.
Ella debe saber cuándo y con quién ganar.
Siempre.
Mas vale no molestarla.

Cuando escribí esto el viernes pasado, no entendía por qué lo hacía, no estaba pensando en la muerte, me preparaba para acompañar a mi viejo a un estudio al otro día, bien temprano, y no podía dormir, tuve que escribir , como digo yo, a contrapelo de uno mismo. Era como la una de la madrugada.

Al otro día, después de lo de mi viejo , volví y llamé a mis hermanos para contarles cómo fue todo. El que está en Alemania, me contó un sueño, que soñó a esa misma hora, donde la muerte lo molestaba a él, pidiéndole que se acueste en un ataúd, para pasar al otro lado.

Le pregunté : -¿Te metiste?

-Si,... pero sentado!

No seguí indagando con mis otros hermanos, ni con la gemela, ni con nadie, sólo pensé en eso tan raro, yo escribía y el soñaba.

3 comentarios:

javoc dijo...

Danixa, de estos tengo mil encuentros en mi familia. Siempre la jodoa mi vieja con que es medio bruja y lo es en serio, siempre sueña con los niños que están naciendo en el mismo instante en que nacen. creo que algo hay para decria l respecto, hay señales y cosas que no entendemos pero sentimos. Yo por ejmplo soñe con mi auto roto en la parte derecha de atras y al otro día me chocaron exactamente ahí. No se es creer o reventar, jaja. Bueno gracias por venir siempre al blog y por traernos a ese niño irreverente al mundo para que podamos disfrutarlo un poco. Un gran saludo de una de las malas influencias del balt. Javier.

danixa dijo...

ay, Javoc, qué lindo lo que me decís de Balta, lo tuve sentado una hora estudiando inglés, ¿sabés lo que me cuesta? ¡más se queja que lo que tarda en responder un capítulo entero del libro!
¿Pero qué vas a hacer?
y yo con las ganas que tengo de hacer mis cosas, tantos proyectos, tanto para hacer...en fin, supongo que es un tiempo!
gracias por el aliento,
la próxima vez que viajemos a Bs As te es iremos a visitar si querés!
besote
diana

l u m i dijo...

La muerte. Tan fémina; tan peligrosa y filosa, como cualquiera de su sexo.
La única capaz de separarnos de todo y de todos aquellos que nos rodearon en nuestro paso por su antónimo: la vida.
Siempre que la muerte se me acerca, a modo de preparación, y ronda cerca por mi cabecita volátil; me susurra: recordá que yo y sólo yo elijo tu destino, tu destierro...Y cuando te lleve, vendrás conmigo. Serás sólo mía.

Dichas palabras a veces me aterran, y a veces me tientan a más.

Al menos ella logra su cometido; el hacerse presente, el hacerse temer, y el hacerse desear.

Besos, Danixa.