17 de septiembre de 2007

El Viejo Valdi

No lo digo porque sea entrado en años, sino porque es padre, padre de mi hijo.
Y a veces, desde lejos , me hace reír.
O llorar. Depende.

En estos días me llegó una carta, preciosa, con dibujo y relato.
Hoy , una foto. Con un epígrafe. Dejo a consideración de ustedes los motivos de tan opuestos sentimientos.

Julio pasea en el mes de julio al Sr. Perez y a sus dolores, guardando en la bolsa la cagada de su perro, y algunas expectativas de cambio. Rato P, me desaconseja temores y obsesiones a través de sus divertimentos.

Mike toma el té con el bocata, mientas espera que los ingleses vuelvan a comprar el tabaco más barato que en su país.

Suleiman barre rápido y Luigi riega las plantas entre comentarios, después de aclarar la piscina.

Los alemanes de siempre, soportan el trasvase de sus vidas a este lado del mundo. La avenida de las playas ya no es lo que era y el alcalde es el mismo. Vamos a ver -díjo el gordo de La Once. Pasó la guagua a destiempo de la costumbre. El mar de Los Pocillos luce tranquilo con la complicidad del sol y las sombrillas naranjas y azules de la costa. Las chicas del mercadito Netto, cambian la sonrisa como las ventas.

Limpio los vidrios de las ventanas y pienso en mis hijos y Celeste, cuando no todo lo que brilla es oro. Diana gana en su razón lo que yo pierdo cojiendo una moneda sin dejar de tener gracia. Suena "Alison" de Elvis Costello. Rafa escribe con o sin prisas en sus inquietudes. A Manolo se le secaron las parras, no la sequedad de su carácter y bonomía. Para Manu, sobra el trabajo y no alcanza el salvavidas. Marlen quedo viuda otra vez y nada con su nieto en la piscina del orgullo. El pibe mira a una gordita inglesa y se la piensa. Charly sigue solo como la casa de al lado.

¿Pagaré el alquiler de este mes, respirando en mis dibujos?. Posible es que llegue Víctor para el quince a retomar el cine de esta vida. Conozco algunas "sirenitas" que desafinan con sus coros en mis sueños. Finalizó el debate del estado de la nación con un DEJA VÚ deslucido del folclore político. Leo sigue destazando medias reses en la carnicería y cantando tangos para sí mismo. Puedo desconfiar de la complicidad y el uso de las cámaras del SPAR, esponsoreando un maldito pedazo de queso. Manrique muerto y su desilusión viva.

Con la inmigración, me suena en estos días un candombe de Zitarrosa :"...a la rueda- rueda, a la rueda- ronda. Los blancos mandinga, los negros catonga...".

En la isla, los productos editoriales siguen tan improbables como los volcanes en su inactividad. Agustín se recupera y se pierde con su talón. No soy pesimista porque el optimismo nunca fue mi fuerte. Unas guiris me tocan el culo con sus miradas en el paso-cebra. La alarma de mi reloj chilla y no me indica nada. Susanita "la lagartija", aparece de vez en cuando en el patio del fondo por el sol y un trocito de lechuga. Darío va camino a Noruega y Ale, camino al INEM. La gota reumática me invita a cojear, como las relaciones amorosas que perviven del otro lado del mar.

¿Será de Dios...? , me dijo un yonki mirándome con los ojos como candelas y mi respuesta, tiene menos sentido que el turismo donde todo se incluye y se consume, como el dinero. Todavía se me cuelan por la puerta siempre abierta de la terraza los gritos y alegrías de los chinijos . No sé bien que estará cambiando en este mundo mientras los aviones entran y salen por Guacimeta. Me siento otro pasajero subyugado al aislamiento de la isla, sin formar parte en la lista de espera del " victimismo ".

La protagonista de la radio se lanza con:¿Qué pasa en Lanzarote?- una isla tan chica y con tantos problemas- ja, ja,ja...

Hoy me desperté con Dulce Pontes y una sonrisa, seguramente me acueste con Madeleine Peyroux, un cuento de Wernicke, y el simple echo de haber nacido.

Me he equivocado tantas veces, que aún, tengo para elegir.

(Valdi García, en dibujo y palabras, aunque el escrito se llame : las muecas del día, yo le llamo, crónica de una isla quemada )


Aquí, la última parte de la saga del Ratón Pérez, ratón que encontró todos los dientes de nuestro vástago Baltasar, y que cuando nos despedimos de la Isla quemada, se lo encomendamos a Valdi.
El ratón, ahora se llama P, y se divierte junto a su cuidador, que vive sacándole fotos.
Esta foto, llamada Ratón Proteína, nos llegó con un epígrafe: Anoche soñé con ustedes dos, y después de la carne me fui a limpiar la piscina.
Valdi, alimentate bien, que ya estás viejo pa'comer ratones!

8 comentarios:

cima dijo...

....para mí es uno de esos tipos que me gustaría contarlo entre mis amigos.

un beso

cima dijo...

che, que pasó..., se hizo un silencio....

Me gusta la Criptonita (sobre todo porque es sin "K" jeje)
Esté buena para agregar llamadas al margen, detalles... aunque lo que la gente no entienda, no es tan malo, me parece...tal vez no hay que entender todo.
Que se yo,como con la pintura no?, a cada cual le llega como puede y debe...

un beso
chau

danixa dijo...

sos un capo Daniel...me hacés reír...
no sé por qué a veces se hacen silencios, a veces son duras las cosas que subo, otras son como íntimas y la gente me escribe al mail, no sé...
es raro, cuando hay fiesta todo el mundo se prende.Como si el dolor no formara parte de esta vida, como si las experiencias malas que uno tuvo o eligió vivir, no fueran tesoros de donde sacar más vida...no sé...
la cosa es que con respecto al primer comentario, es cierto, Valdi es un tipo mucho más amigable que yo, siempre lo fue.
Y lo de la critonita, es a propósito con c, porque viene de crítica, soy críptica a veces y bueno, hay cosas de las que quiero dar pistas y otras que no merecen la pena.
Para Cielo, que me preguntó , dónde estaba la ducha que no la vaía! jaja! besote Daniel,
y visitá el blog de Valdi, te va a encantar: www.valdigarcia.blogspot.com

via lactea dijo...

aveces son tan transparentes y tan intimas a la vez las cosas que reflejas, que cualquier comentario pareceria estar de mas, y te digo algo, es como si tu dolor me traspasara a mi tambien,y opto por el silencio.besos

danixa dijo...

Hola vía láctea, hace rato vi tu comentario y no podía encontrar el momento para contestarte.
El dolor compartido siempre duele menos,
El dolor de uno, cuando le duele al otro, es porque en algún momento esa sensación se pasó, se vivió, si no, no te duele. Una vez, decía en un librito, si te hechan sal y te pica es porque tenés una herida,
no me quiero poner filosófica a esta altura del partido, menos cuando me comenzó a fallar la A del teclado y Balta se hace el tonto al ldo mío para llamar mi atención.
Pero eso, no te prives de comentar si te pica...un beso

valdi dijo...

para los chinos, también soy raton y se comen!Gracias D de dedo!

danixa dijo...

ahhhhhhhhhhhhhhhhh!
no entiendo.

valdi dijo...

yo no díje:Ahhhhh, no entiendo, digo si querés que te cuente el cuento de la buena pipa!D de dormida!